Le llamaron “loco”

Y les envió de dos en dos y ellos fueron… Pero no sólo fueron… No se llevaron nada de comer, nada de dinero… Qué locura, ¿no? ¡Qué confianza!! Y ellos le hicieron caso y se entregaron al Amor, a su Amor, sin mirar atrás… y se atrevieron a dar un paso al frente sin importarles […]

Sirviendo la Palabra según Sanjuán: Mc 2, 13-17

“Al pasar, vio a Leví, el de Alfeo, sentado al mostrador de los impuestos y le dijo: “SÍGUEME”. Se levantó y lo siguió… Estando Jesús a la mesa en su casa, algunos escribas y fariseos, al ver que comía con publicanos y pecadores, le dijeron a los discípulos: “Come con publicanos y pecadores”. Jesús lo […]

Jesús. El -“influencer” por antonomasia.

En esta última semana de Diciembre, última también del Año de gracia 2017, tengo que centrarme en JESUCRISTO, EL SEÑOR, cuyo nacimiento hemos celebrado el día 25. Su Nombre será Jesús, Salvador y Santificador, pero desde dentro: un verdadero EMMANUEL (Dios con nosotros). ¿Y quién sino Él, ha de ser el más “influencers” para todas las […]

Seguir al Señor con todas las consecuencias (Pepe Márquez, cmf)

Pepe Márquez, misionero claretiano destinado actualmente al Equipo Claretiano de Evangelización Misionera (ECEM) que reside en Almendralejo, Badajoz, ha celebrado el día 24 de Octubre su 50º Aniversario de profesión religiosa. Ha querido compartir con nosotros lo que escribió para compartir en la homilía de aquel día. Damos gracias a Dios por su fecunda vida […]

Sirviendo la Palabra según Sanjuán: Lc 14, 25-33

“Quién no carga con su cruz y viene detrás de mí, no puede ser discípulo mío”. Siempre que optamos por alguna profesión o estilo de vida debemos asumir las consecuencias de lo que ello implica y, sobre todo, la madurez para ser responsable y vivir desde esas condiciones que me hacen optar.  Seguir a Jesús […]

Decimosexta “gota”: Las flores olorosas

El tema de hoy desprende belleza y luz. Se trata de la virtud. Claret compara las virtudes con las flores hermosas y olorosas y los frutos de los árboles (cf. Aut. 336). Llega a decir que “la rosa nos enseña la caridad, la azucena la pureza, la violeta la humildad, y así todas las demás”. […]