Siempre nos queda la Palabra

“Y la Palabra se hizo carne” nos narra el Prólogo de San Juan. Con Blas Márquez, cmf, en esta sección podemos decir que la “Palabra” se ha hecho también poesía, sentimiento, mirada honda y suspiro profundo. Disfrutadla.
[También incorporaremos poesías de Ramón Uzcátegui Méndez, sc, venezolano, poeta con dilatada experiencia y gran amigo de Blas, así como de MIguel Maestre Muñoz, cmf, misionero destinado actualmente en nuestra comunidad de Málaga]

  • Día insurrecto

    Llegó aquel día señalado como siempre por las arrugas de un giro maniobrado. Llegó aquel día de una luz habitable…

  • Ojos abiertos

    Para ver se necesita tener los ojos bien abiertos, pero también se necesita una buena luz. De estas dos realidades…

  • Coplas de la hora penúltima

    Al P. Jerónimo Vara, CMF. “Doctor Amoris  Causa” Doctor honoris causa por la Universidad de Barquisimeto (Venezuela)   Hay distancias…

  • Venezuela

    (Aprovechamos este poema de Ramón -seglar claretiano de Venezuela- para elevar nuestra oración por aquel país y la crisis social…

  • Elijo amar

    “La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz”. Proverbio escocés ¡Quién me diera alas de gaviota, volaría sobre…

  • Pasión de vivir

    Redobles de planetas en el viento. Azules cataratas de tristeza. El hombre como un árbol se endereza guardando con los…

  • El loco

    La óptica de su ojo crepita una colección de insectos con márgenes alfabéticos que reticula la psiquis de su nombre.…

  • Vida rota

    Has partido hacia el cielo de los ángeles, sin proyectos, sin manuales,                                                         sin timón. Has partido hacia el final…

  • La senda del peregrino

    Por los senderos del Reino va sediento el peregrino, despojado de su tiempo, abriendo nuevos caminos. A veces pesan las…

  • Plenitud de la luz

    Posiblemente son las doce. La hora establecida para anudar los cálculos. Plenitud en la luz, relámpago amoroso en un desdén…

  • Presencia / Ausencia de Dios

    El plomo angosto de la noche muda reclina sobre el hombro de mis rejas la oquedad adjetiva hilando quejas en…

  • Ronda a los niños migrantes

    Ronda de luna triste, ¡piel de oliva!, los niños juegan rotos de esperanza, y en el viento salino la mar…

  • Como si nada

    A pesar de esta música callada. A pesar de los vientos y los mares helados. A pesar de los pesares…

  • Sin techo y con dignidad

    La noche quiebra el paso ante una luna airada. Ni estrellas ni luceros. En la sombra están. Faltan veleros que…

  • Coplas al derecho y al revés

    Al Padre Jerónimo Vara,CMF, Misionero entre los pobres de Venezuela, con la nostalgia de su voz. Desde la ardiente orilla del corazón.…

  • El tacto de ser libre nos redime

    Ven, ven con nosotros, desnudo de  pronombres marchitos. La mar está ahí, frente a nuestros labios sedientos. Arrópate en su…

  • ¿La Bolsa o la Vida?

    Tú  y yo sabemos. Los cálculos no enfrían la evidencia. Salgo a la calle y veo, total, nada. Sabana Grande…

  • Tristes horas las nuestras

       I Es apenas un leve pálpito en la conciencia última, pero el tiempo no tiene ya la esfera donde posar…

  • Nada se pierde

    Y los pesares nadan y sucumben. Cierro los ojos para ver y siento Que el pozo está más hondo y…

  • Pesan los llantos

    Llevo versos, pronombres y rutina. La alforja va colmada de otros cantos. Me pesa el corazón. Pesan los llantos y…

  • Huérfanas las horas

    Hoy, al despertar, el espejo tenía arrugas en los ojos. La señal evidente de un amor desvelado. El reloj se…

  • Siempre queda la palabra

    Siempre vuelven las horas más oscuras  Y se ciñen al tacto, cautivas de sus sombras.  Hay preguntas antiguas que regresan,…

  • Como aquel ciego

      El ciego Bartimeo estaba sentado mendigando junto al camino... (Mc 10, 46-52) A los pies de Jesús, como aquel…

  • ¿Maniatar los sueños?

    ¿No es posible seguir soñando Si al final quedan solo los recuerdos Y las tibias caricias  Que ensombrecen los besos? …

  • A veces. Solo a veces.

    A veces. Solo a veces y a escondidas  Me acerco hasta tu puerta y me detengo. Sopla el viento detrás…

  • Abre tus manos de una vez

    No dejes que tus manos acaricien la piel envejecida de  los besos que hieren y  borran de inmediato los turpiales…

  • Un sueño y otro sueño

    Se rompió la varita mágica y los milagros se deshacen como un azucarillo en un vaso colmado de calambres. Puede…

  • Apuntes al natural

    Como quien pisa una  alfombra de besos y caricias, déjame al menos esta tarde entre las manos. Déjame recorrer las…

  • ¿Y no sucede nada?

    He  bajado a la calle y de pronto mis ojos se nublaron. La luz recién amanecida acariciaba con ternura el…

  • Una noche y esta noche

    Las flautas invisibles de esta noche están tejiendo con manos pensativas una canción de amor y de presagios. Hay una…

  • Vuelvo de nuevo al mar

        Tiene el aire un aroma de cenizas y un pulso extraño el color de esta tarde. La palabra…

  • ¿No pasa nada si me nombras?

        Préstame tus caricias. Mis manos olvidaron el rito habitual y hay pañuelos doloridos tendidos al olvido.. No pasa…

  • Al alba llegaremos a la luz

    Al alba llegaremos a la luz Mientras la noche tensa las estrellas Como flechas iluminadas. Al alba llegaremos en silencio…

  • Memoria recobrada

        Vienen a la memoria recuerdos vivos, de rostros y de nombres. Miradas limpias, caricias placenteras y penumbras. Cierro…

  • Extraño Mundo

    Extraño mundo. Corazón doliente.  Gaviotas de vidrio y mar desnudo. Una tierra sin nombre. Verbo mudo En los escombros de…

  • Mujer del barrio

    Al despuntar el día, Camina por las calles solitarias. Los últimos luceros se han dormido Y, húmedas las primeras horas,…

  • Poema para Azra

    (Azra... una de tantas víctimas inocentes de la tragedia de Siria) Desde la indignación que vivo y siento en esta…

  • Frente al mar

    Frente al mar se desatan en ausencias los nudos alfabéticos del beso. Giran las caracolas como lunas sedientas en la…

  • Nazareno Solidario (III)

    (Hoy, fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, publicamos esta poesía de Blas, que nos habla de este Sacerdote que…

  • No todo se pierde

    (Publicamos esta poesía de Blas coincidiendo con este tiempo de "espera" del Espíritu. Con Él... la vida cobra pleno sentido:…

  • La Mesa del Mercado

    Tengo la sensación de andar perdido en este laberinto de herramientas, lunas de sal y pájaros de metal cruzando el…

  • El rostro del Mercado

    Suena una  petenera por un cielo de gaviotas verdes y cadenas. Grita el yunque en los labios y es apenas…

  • Aromas y derrumbes

    (Al pueblo querido de Venezuela en esta hora de derrumbes y sueños nuevos) AROMAS Y DERRUMBES La luna de mis…

  • Cuando amanece

    Cuando amanece, es hermoso mirar la vida: Detener la mirada en el minúsculo temblor de aquella rosa en el jardín…

  • Volver de nuevo a Galilea

    Volver a Galilea  Y hacer de nuevo la andadura, Desnudo el corazón Y en pie todos los sueños. El eco…

  • Partir y compartir el pan

    En esa Cena compartida, La entrega de Jesús en Pan y Vino Es gesto y es memoria: La herencia subversiva…

  • Nazareno Solidario (II)

    Con la cruz sobre tus hombros, Sal de templo, Nazareno. Que por las calles del barrio  Anda la gente del…

  • Nazareno Solidario (I)

    [En esta ocasión también podéis escuchar esta bonita poesía convertida en canción por el autor Venezolano Ramón Uzcátegui]  [audio mp3="http://claretianosbetica.org/wp-content/uploads/2017/04/NazarenoSolidario-RamónUzcátegui.mp3"][/audio]…

  • La Samaritana (Jn 4, 5-42)

    Llegó Jesús a Sicar, ciudad de Samaria. Y se sentó junto al pozo, Cansado de recorrer tantos caminos polvorientos.  Era…

  • Aumenta mi fe, Señor

      Cae la tarde, Desciende como una caricia Sobre el cuerpo cansado de este día. Los árboles recogen presurosos Los…

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.