«Al verse burlado por los magos, Herodes montó en cólera y mandó matar a todos los niños de dos años para abajo, en Belén y sus alrededores, calculando el tiempo por lo que había averiguado de los magos».

Celebramos hoy el recuerdo y la fiesta de los Santos Inocentes. Niños pequeños que fueron arrancados violentamente de la vida sencillamente por tener la edad aproximada de Jesús. 

También hoy es un día para recordar a tantos inocentes que son arrancados violentamente de la vida. 

Y no solamente a ese gran número de inocentes que son asesinados antes de nacer. Recordamos también a esos innumerables inocentes que son víctimas del odio irracional y de cualquier otro tipo de violencia.

Pedimos al Señor que proteja a tantos inocentes golpeados, maltratados, indefensos, marginados y heridos física o moralmente: niños, jóvenes, hombres, ancianos, mujeres…

Renovamos también nuestro compromiso en procurar la paz y la vida en abundancia para todo ser humano. 

Buenos días.

Antonio Sanjuán Marín, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.