«En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió. La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre». 

Hoy es el último día del año. 

Un día en el que se entremezclan miles de cosas: recuerdos de personas queridas, acontecimientos ocurridos y celebrados, fracasos que no esperábamos, dudas, interrogantes, adversidades, momentos de alegría y de felicidad… 

Que la luz que es la Palabra te ayude hoy a expresar dos sentimientos: 

          * El primero, de profunda acción de gracias a Dios. Gracias por tantos regalos y tantos dones recibidos: personas en tu camino, familiares que te quieren, amigos que te acompañan, circunstancias y momentos que te han ayudado a crecer y a madurar como persona de fe… 

          * El segundo es de perdón por lo que no has hecho y por lo que has hecho no del todo bien. Ponlo también en las manos del Señor con paz y con sosiego. Él, que vence las tinieblas y que alumbra a todo hombre, te iluminará a lo largo del próximo año para que sigas creciendo en su seguimiento y en su amor. 

Feliz último día del año 2018 y feliz comienzo de 2019.

Antonio Sanjuán Marín, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.