«¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas!».

Hoy y mañana Jesús nos llama a revisar si somos coherentes entre lo que creemos, decimos y vivimos. 

Si somos auténticos porque somos testimonio de vida y asumimos con responsabilidad las consecuencias de nuestras palabras y obras. 

Jesús nos llama la atención para no ser unos hipócritas que decimos unas cosas y luego realizamos otras.

Es bueno que nos preguntemos si nos creemos con el poder de excluir y cerrar la posibilidad de que otros se encuentren con Dios. 

Si el engaño, las injusticias y la ambición nos llevan a realizar nuevas injusticias. 

Si creemos que estamos educando y no educamos con el ejemplo. 

Si nos fijamos en las normas y en los ritos y no damos sentido a nuestras relaciones con Dios y con los demás. Pide hoy al Señor que te dé la autenticidad con la que vivió Jesús. Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.