“Jesús se llevó a Pedro a Santiago y Juan, subió con ellos solos a una montaña alta y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador como no puede dejarlos ningún batanero del mundo…ESTE ES MI HIJO AMADO: ESCUCHADLO”. 
 
Celebramos hoy la fiesta de la Transfiguración del Señor. 
A lo largo de la historia, Dios fue hablando a su pueblo por medio de Moisés y los profetas. 
Por eso en la cima del Monte Tabor aparecen Moisés  y Elías conversando con Jesús.
Pero la voz que viene del cielo resuena invitando a escuchar sólo a Jesús. Por eso desaparecen Moisés y Elías y queda Jesús solo en el monte. 
En Jesús el Padre nos ha dicho todo lo que nos tenía que decir. 
No necesitamos escuchar revelaciones extrañas, apariciones ni horóscopos.
En Jesús está todo dicho. 
Contempla hoy a Jesús como Palabra del Padre y escúchalo.
Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.