“Su Madre conservaba todo esto en su Corazón”.

Dirigimos hoy la mirada de nuestro corazón al Inmaculado Corazón de María. 

Se me ocurre que el Corazón de María 

     * es como un hermoso cofre donde mejor se guarda el tesoro del Evangelio de Jesús,

     * es también como una fragua incandescente donde mejor nos ponemos al rojo vivo para amar a Dios y a los demás,

     * es como un arco que nos lanza como si fuéramos una flecha que anuncia el mensaje de Jesús,

     * es un claustro interior en donde encontramos el silencio y el sosiego para interiorizar la Palabra de Dios y encontrarnos con Él,

     * es un balcón abierto desde donde contemplamos con cariño a todos los hombres para llevarles buenas noticias,

     * es también el regazo tranquilo de madre en donde descansamos y soñamos en paz. 

Feliz día del Inmaculado Corazón de María. 

Que ella te guarde en su Corazón y desde su Corazón también te lance proclamar la Palabra.

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.