Al Padre Jerónimo Vara,CMF, Misionero entre los pobres de Venezuela, con la nostalgia de su voz.
Desde la ardiente orilla del corazón.

Por los campos  del Reino
abres veredas.
Con tus pies doloridos,
sendas y sendas.

¿Quién liberó tu voz
de las viejas cadenas?
¿Quién sembró de canciones
noches y penas?                 

En tus ojos alumbra
un horizonte en llamas.
En tus ojos de niño,
besos y palmas.

Por los campos del Reino
abres veredas.
Con tus pies doloridos,
sendas y sendas.

Cuántas lunas sedientas
por tu piel dolorida.
Cuántos luchas y penas,
cuántas heridas…

Con tu palabra en flor
vas tejiendo los sueños.
Con tus manos amigas,
a cielo abierto.

Por los campos del Reino
abres veredas.
Con tus pies doloridos,
sendas y sendas.

En el silencio clamas
y una voz te responde.
Tu corazón sediento,
junto a los pobres.

Donde llegan tus pasos
florece una luz nueva.
Donde besan tus labios,
hay primavera. 

Por los campos del Reino
abres veredas.
Con tus pies doloridos,
sendas y sendas.

Déjame que mis manos
acaricien las tuyas
y que me acerque al  pozo
de tu dulzura.

Déjame que en la noche
busque ansioso las huellas
de tus pasos inquietos
por mi vereda.

Por los campos  del Reino
abres veredas.
Con tus pies doloridos,
sendas y sendas.

Déjame que te cante
esta canción de amigo.
Déjame, que es de noche,
y no hay caminos.

Sigue luchando, hermano,
que los pobres te esperan,
que los pobres te buscan
por las veredas.

Por los campos del Reino
abres veredas.
Con tus pies doloridos,
sendas y sendas.

Blas Márquez, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.