“Jesús subió al monte y se sentó en él. Acudió a Él mucha gente llevando tullidos, ciegos, lisiados, sordomudos y muchos otros; los echaban a sus pies y Él los curaba. Tomó los siete panes y los dos peces, dijo la acción de gracias, los partió y los fue dando a los discípulos, y los discípulos a la gente”.

El monte es considerado en la Biblia como lugar de encuentro con Dios. 

Hoy leemos en el evangelio que Jesús sube al monte y se sienta en él. Y en ese monte, Jesús se encuentra de dos maneras con la gente:

1: CURANDO: a Jesús acuden tullidos, ciegos, lisiados, sordomudos y muchos otros. Y todo aquel que se encuentra con Él queda curado.

2: ALIMENTANDO: partió los panes, los fue dando a los discípulos, y los discípulos a la gente. Y comieron todos hasta saciarse.

Busca también tú durante este tiempo de Adviento encontrarte más fuertemente con Jesús:

1: SUBE al monte de la oración y del sacramento del perdón (confesión). Presenta a Jesús tus enfermedades, tu sordera, tus cegueras… Échate a sus pies. Él te curará. Te sentirás acogido, querido y perdonado.

2: SUBE también al monte de la eucaristía. Sáciate de la vida de Jesús. Únete a Él en el pan que es su cuerpo. Quedarás saciado de vida eterna.

3: COMPÁRTETE con los demás: tu tiempo, tus bienes, tu alegría…

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.