Hoy, sábado -día de la semana en el que tenemos especialmente presente a la Virgen María- inauguramos nueva sección en nuestra web: Compartiendo Vida. Creciendo en cordialidad.

Transcribimos aquí la introducción que aparece en la sección y que explica su motivación y sus objetivos:

Dice el P. Claret en bello texto dentro de sus propósitos: 

“Todas nuestras riquezas, todos nuestros bienes, consisten en el Amor. Este nadie me lo puede quitar. Ni ladrones ni adversidades. Siempre queda el amor” (Mss. Claret, XIII 177).

Muchas personas se sienten tocadas por ese Amor que “siempre queda”, que es Dios, …y que merece la pena compartir. Por eso, en esta sección nos proponemos abrir un espacio para enriquecernos unos con otros a través de experiencias vividas en primera persona, de reflexiones nacidas del corazón, de acontecimientos que pueden ser luz para uno mismo o para los demás…  Son tesoros que Dios pone en nuestras vidas y que pueden- con toda la humildad del mundo-, hacer crecer la fraternidad y la cordialidad entre todos los que hemos sido tocados por su gracia, de modo particular en nuestra Provincia Bética o entre personas cercanas a la misma. Prolongamos así la vivencia de la Virgen María, la que “guardaba todo en su corazón” (Lc 2, 19) y que proclamaba con gratitud lo que el Señor hacía con ella (Lc  1, 46) o la costumbre de nuestro Santo Fundador quien reservó una parte importante de sus escritos a consignar sus “luces y gracias”.

Esta sección la Coordinará el misionero claretiano Leandro Fanlo, actualmente en la Comunidad de Don Benito (Badajoz) y él mismo la inaugura compartiendo con nosotros algo de lo que “abunda en su corazón”.

Tal y como hoy hacemos, los artículos los publicaremos los sábados, en torno a las 12, hora del Ángelus, por la significación mariana que tiene. Que el Corazón de María siga siendo para todos nosotros escuela de interioridad, fraternidad y cordialidad.

(Ir a Compartiendo Vida. Creciendo en cordialidad)

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.