«Se adelantó Pedro y preguntó a Jesús: Señor, si mi hermano me ofende, cuántas veces le tengo que perdonar? Hasta siete veces?. Jesús le contesta: no te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete».

«¡Ya está bien!». «¡Le doy la última oportunidad!». 

Son expresiones que empleamos con cierta frecuencia cuando hablamos de perdón. 

¿Te imaginas que también el Señor a tí y a mí nos dijera alguna de estas frases?. Al menos por lo que a mí respecta, ya habría agotado hace mucho todas las oportunidades por mí parte. 

Pero el Señor es compasivo y misericordioso. Perdona hasta setenta veces siete que quiere decir que siempre perdona.

Siempre es tiempo de misericordia para el Señor. Siempre es tiempo de la misericordia de Dios y también de la nuestra. 

En primer lugar, no dudes de acercarte al Señor pidiendo su perdón y su misericordia siempre que la necesites. Él te la dará sin medida, si tú te arrojas a sus pies como esas personas del Evangelio de hoy.

Y en segundo lugar, practica tú también la misericordia. No seas como el deudor de los diez mil talentos: concede siempre el perdón con la misma misericordia que lo hace Dios: No siete veces, sino hasta setenta veces siete.

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.