«Aquel de quien escribieron Moisés en la ley y los profetas lo hemos encontrado… ven y verás». 

En el apóstol Felipe tenemos hoy un ejemplo de acompañante espiritual: ha tenido un encuentro con Jesús que ha cambiado su vida y quiere compartir el gozo de este encuentro. 

Primero se hace el encontradizo con Natanael y le habla de su encuentro personal con Jesús. 

Y, cuando despierta en Natanael el deseo de conocer a Jesús, lo invita a encontrarse con Él y experimentar lo mismo que él ha experimentado. No lo hace con ningún discurso. Lo hace con una invitación que brota de su propia experiencia: «ven y verás». 

Hoy, fiesta del apóstol San Bartolomé, aprende también del apóstol Felipe y de todos los apóstoles: Déjate cautivar por Jesús como se dejaron cautivar ellos. También espontáneamente te brotará como a ellos el hablar de Él con tu palabra y con tu testimonio. 

Y desde ahí, podrás decir: «VEN Y VERÁS». 

Te convertirás así en acompañante de todos los que buscamos a Jesús. 

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.