«Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré». 

Todos tenemos malos momentos a lo largo de la vida. Sentimos el cansancio, los agobios – que a veces parece que nos hunden -, la enfermedad, la tristeza… 

Y cuánto se agradece en esos momentos el apoyo familiar o la mano del amigo.

Jesús hoy nos invita a ir a su encuentro en estos momentos de cansancio y de agobio. 

Búscalo en la oración, en la Eucaristía, en el sacramento del Perdón. 

Búscalo también en los demás, porque al mismo tiempo que tú encuentras para tí descanso y consuelo, serás también descanso y consuelo para otros. 

Y en la medida en que lo seas para otros encontrarás también consuelo y alivio para tí. 

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.