“Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis”.

Vivimos en un mundo en el que todo se compra o se vende. Empleamos poco la palabra “gratuidad”. Y empleamos mucho menos el contenido y la práctica de esa palabra. 

Sin embargo, desde el Evangelio todo es gracia, todo es regalo, todo es gratuito.

Dios no nos pasa factura por nada. Gratuitamente nos lo entrega todo. Gratis recibimos diariamente la vida y todo lo que nos rodea y tenemos. 

Gratis recibimos su misericordia y su perdón. 

Gratis recibimos su amor y su cariño. 

Gratis recibimos su alegría y sus consuelos.

Jesús nos invita hoy a dar gratis todos esos regalos y dones que del Padre hemos recibido. 

Regala también tú esos regalos que has recibido de Dios: la paz, la misericordia, el perdón, el cariño, la cordialidad, la alegría… 

Piensa hoy en tres regalos que durante estos días de verano puedes ir repartiendo y dedícate a repartirlos gratuitamente. 

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.