“Mas tú, Señor, eres un Dios compasivo y lleno de piedad, lento para la ira y abundante en misericordia y fidelidad.
Vuélvete hacia mí, y tenme piedad; da tu poder a tu siervo, y salva al hijo de tu sierva.
Muéstrame una señal de bondad, para que la vean los que me aborrecen y se avergüencen, porque tú, oh Señor, me has ayudado y consolado”. (Sal 86, 15-17)
 
Porque nuestro pecado es perdonado gracias a la misericordia de Dios.
Pero, ¿nos lo creemos? ¿Vivimos esa actitud ante nuestro pecado?
 
Arturo de Cáceres, sc (de la Comunidad de Seglares Claretianos de El Pilar, Tenerife)
 
 
(Podéis descargaros la canción desde la web de “El Arpa de Noé”)
 
Interpretes de la versión: Arturo de Cáceres, David A. Cabrera, Elvira Fernaud y Vanessa Quintana
 
Letra completa: 
 
Hoy he vuelto a tu morada,
he llorado al entrar,
creí que ya me olvidabas
pero me has vuelto a recordar.
 
Oye Dios esta plegaria,
que te canto con amor,
es un canto de esperanza,
de corazón a corazón.
 
Tengo el corazón partido,
necesito tu amistad,
oye Señor a tu pueblo,
y dales la libertad (bis)
 
Hoy he vuelto a tu morada,
he llorado al entrar,
creí que ya me olvidabas
pero me has vuelto a recordar.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.