Hoy se celebra la Fiesta de Jesucristo Eterno y Sumo Sacerdote. Una perfecta excusa para orar por todos los miembros de nuestra Provincia y de nuestra Congregación que han recibido esa vocación. Son muchas las personas que, a través de ellos, se han encontrado y se encuentran con el Dios de la Vida y la Misericordia, y el Jesús de la Entrega y la Buena Noticia de su Palabra.

El Padre Claret dirigió gran parte de sus esfuerzos a formar “buenos y santos sacerdotes”, por eso quizá hoy es un buen día para leer algunos de sus escritos al respecto.

Aquí os dejamos su obra “Avisos a un sacerdote” en una edición preparada por Jesús Bermejo, cmf:

Os dejamos aquí, el primer número de esa obrita:

1. El primero de los avisos que voy a darte, ¡oh amadísimo hermano en Jesucristo!, es que ames a Dios, ya porque es infinitamente amable, ya porque Él primero te ha amado; y este amor no debe ser únicamente de palabra, sino de obra y de verdad.

 

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.