Próximamente la Cofradía de la Expiración de Córdoba cumple cien años en la Real Iglesia de san Pablo, regentada por los Misioneros Claretianos. Además, coincide con los 25 años de la coronación canónica de Nuestra Señora del Rosario.

Con ese motivo, la Hermanda dedicó el domingo pasado un altar en la Procesión del Corpus a San Antonio María Claret y la Congregación, en señal de agradecimiento.

Así, en el altar aparecía un cuadro al óleo del Santo fundador y arzobispo y, acompañándole, cuadros de los mártires de Barbastro y Siguenza-Fernán Caballero. También el escudo de obispo de Claret y el de la Congregación, así como unas cartelas con escenas de la vida del Padre Claret y las reliquias de Claret y de los mártires que posee la cofradía y que todos viernes santo acompañan los pasos procesionales. También se contó con un cuarteto de cuerda que tocó cuando pasó la procesión del Corpus.

Desde estas líneas nos unimos a las felicitaciones por el Centenario de la Cofradía y nos alegramos de constatar la importancia que Claret sigue teniendo en la capital cordobesa.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.