«Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá».

Celebramos hoy en la iglesia la fiesta de la Visitación de la Virgen a su prima Santa Isabel. Os invito a que nos detengamos en algunos aspectos de María y junto con ella podamos ir madurando nuestra fe y creciendo en nuestro seguimiento a Jesús: 

* María: mujer sencilla, humilde, en quien Dios se fija. Porque Dios se fija en la sencillez, humildad y docilidad de corazón. No se fija en los títulos, ambiciones y grandes éxitos personales.

* María dice sí: es fiel a su Palabra.  Asume las consecuencias de decir sí a Dios. Y eso no significa tener todo el futuro claro, sino confiar en su palabra, colocar nuestra vida en sus manos y estar dispuesto a la aventura que Él nos propone, siempre llena de sorpresas, crecimiento, entrega y humanización.

* María es dichosa, feliz, porque ha creído. Cuando se cumple la voluntad de Dios se vive feliz, porque Dios nunca falla, es siempre fiel y da siempre infinitamente más de lo que podamos pedirle. Creer en Dios es comprometerme y, siempre con su ayuda, transformar la realidad haciendo felices a todos.

Pide hoy a María que te haga feliz porque dices sí a Dios y eres fiel a su Palabra.

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.