SirviendolaPalabrasegunSanJuan-2016-05-18-01

 

“Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud”. 

Jesús nos habla hoy de la alegría. Pero no nos da un discurso sobre ella. Intenta contagiarla. Porque la alegría no se transmite por medio de palabras y decretos, sino por contagio. Quien la tiene es quien la contagia. 

Jesús nos contagia de alegría porque nos contagia vida y plenitud. 

El Papa Francisco nos está invitando constantemente a la alegría. El Evangelio de Jesús no es un código de prohibiciones y de normas “aguafiestas”, sino que es la presentación de un Dios todo ternura, cercanía, acogida, perdón, misericordia, comprensión y felicidad. 

El Dios del Evangelio es un Dios que contagia alegría. 

Siente hoy la alegría que te da el tener un Dios así. 

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.