SirviendolaPalabrasegunSanJuan-2016-05-15-01

 

“El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él”. 

Jesús centra todos sus mandamientos en uno solo: “amaos como yo os he amado”. 

Él nos ama hasta el final, hasta la última gota de su vida. 

Amar como Jesús es también amar hasta el final, hasta la última gota de nuestra vida. 

No nos engañemos: amar a Jesús es aceptar y guardar su mandamiento. 

Solamente cumpliendo este mandamiento podemos empezar a hablar de nuestro amor a Jesucristo y, en definitiva a Dios. Aceptar y guardar el mandamiento de Jesús es amar al prójimo con un amor que le abraza, le mejora y le hace crecer. 

Puedes tomar hoy el pulso de tu amor a Jesús tomando el pulso de tu amor a los demás. 

Buenos días.

Antonio Sanjuán, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.