Finalizamos el mes de Mayo, mes de María, la mujer fuerte, símbolo de todas las mujeres que viven con compasión la pasión de sus hijos. Además, el último día del mes la evocamos en su Visitación a Isabel y Zacarías, progenitores de Juan.

Pero esta semana nos fijamos en Fernando III, el Santo, (30 de Mayo) conquistador de Córdoba y Jaén, de Cádiz y Sevilla. Precisamente en su biografía destaca también su espíritu profundo mariano: cabalgaba llevando siempre consigo en la grupa del corcel a la Virgen Coronada, “la Virgen de las Batallas”. Precioso símbolo y hermoso desafío:

¿Afrontamos las muchas “batallas” de nuestra vida de la mano de María? De hacerlo, bien sabemos que todo se torna distinto.

Antonio Bolívar, cmf

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.