Es estremecedor leer o ver las noticias sobre nuestra clase política: cada día un nuevo escándalo, cada día un nuevo “y tú más”, cada día una nueva justificación o un nuevo escarnio en los medios, que son quienes muchas veces nos hacen juzgar y condenar.

        Y ante todo esto me resuena con fuerza una palabra de Jesús:

“El que es fiel en lo poco, también en lo mucho es fiel; el que es injusto en lo poco, también en lo mucho es injusto.” (Lc 16,10)

        Y una pregunta que me brota y te comparto: “¿cómo soy yo de fiel?”

        Y según me la repito, la indignación, el juicio y la condena van dejando paso a un deseo y una petición: “Hazme, Señor, el ser cada día más fiel a ti en el servicio a mi prójimo.”

        Es Pascua, Jesús permanece fiel ofreciéndonos la Vida. Que con su Santo Espíritu crezcamos en la fidelidad que nos haga falta.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.